Dos leyendas cortas acerca de la Coca-Cola

Dos leyendas cortas acerca de la Coca-Cola

La Coca-Cola es el refresco más vendido a nivel mundial. En el año de 2016, la compañía se encuentra celebrando su 130 aniversario. Al principio su creador lanzó al mercado esta bebida como una especie de tónico que sólo se vendía en ciertas farmacias y droguerías.

Sin embargo, pocos años después se reformuló y se convirtió en una de las “bebidas suaves” más solicitadas por chicos y grandes.

En los siguientes párrafos haremos referencia a dos leyendas cortas sobre esta soda, mas no te espantes, ya que no estarán relacionadas con los mitos urbanos de terror que seguramente has escuchado, sino con usos prácticos que le podemos dar en nuestra vida cotidiana.

La primera leyenda afirma que la Coca-Cola es un gran limpiador de excusados. Así es, olvídate de la lejía u otra clase de productos químicos que funcionan para lavar los inodoros, ya que con medio litro de esta bebida será más que suficiente para que quede brillante.

Vierte la cantidad anteriormente mencionada en el escusado y déjala actuar por unos minutos. Si quieres utiliza un cepillo para limpiar las paredes del mismo. Después tira de la cadena y verás cómo todo queda reluciente.

Lo cierto es que el elemento que ayuda a que esto suceda, es el ácido cítrico presente en la soda.

Llegamos ahora a la leyenda corta número dos. Esta les interesará sobre todo a las personas que han tenido que batallar con el óxido. ¿Cuantas veces no nos hemos encontrado con que la parrilla de nuestro jardín sea oxidado debido a las fuertes tormentas que han caído durante los últimos días?

Abre una lata de Coca-Cola y con ayuda de un trapo, coloca el líquido sobre las partes llenas de óxido. El agua carbonatada así como otros de sus compuestos, ayudarán a que el óxido se desprenda rápidamente.

Ahora ya lo sabes, ciertos refrescos no sólo son buenos cuando los bebemos, sino que pueden funcionar como un limpiador que además de todo no daña el ambiente.

Leyenda corta de terror de la curva de Torreseca

Leyenda corta de terror de la curva de Torreseca

Esta leyenda corta de terror se originó en una noche de lluvia, a eso de la media noche, cuando una pareja de recién casados iba gustosa a disfrutar de su luna de miel en un hotel que se encontraba en lo alto de la montaña

Aunque la felicidad les inundaba, la joven esposa notó la alta velocidad a la que su marido se dirigía, le pidió amablemente que disminuyera un poco, ya que el camino era peligroso y empeoraba con la lluvia. Ignorando tales peticiones o advertencias, el hombre siguió conduciendo según su gusto, el cual le duraría poco, pues el coche derrapó, enviándolos al barranco en cuestión de segundos, y matándolos en el acto.

El hecho fue muy lamentable, una verdadera tragedia, que se olvida al poco tiempo, pues es bien sabido que los accidentes en las carreteras son comunes, aunque tengan consecuencias fatales. Sin embargo, en esta ocasión, al cumplirse exactamente un año del accidente, ocurriría algo que hiciera recordar a aquella joven pareja fallecida, pues un hombre que circulaba por la carretera le dio aventón a una mujer vestida de novia.

La joven lucia afligida, callada, concentrada en el camino, y justo antes de llegar a la curva pronunció sus primeras palabras, advirtiendo al conductor sobre el peligro, pidiendo que bajara la velocidad, sin embargo, nuevamente su petición fue ignorada, así que insistió nuevamente, informando al conductor que ella y su esposo habían perdido la vida en ese mismo lugar un año atrás.

El hombre desvió de inmediato la mirada hacia ella, frenando en seco, pero la chica ya había desaparecido. Se dice que, desde entonces, en la curva de Torreseca las apariciones de esta chica son comunes, sobre todo cuando alguien conduce a exceso de velocidad y está en riesgo de correr la misma suerte que la pobre pareja de recién casados.

Miles de cuentos cortos

Miles de cuentos cortosEl nivel del tanque de combustible casi llegaba la reserva. Esto hizo que Rosaura encendiera su GPS para ubicar más fácilmente una estación de servicio. Como estaba transitando en una zona con poca cobertura, la señal no era muy buena.

A pesar de ello, logró localizar una gasolinera a tan sólo un par de kilómetros de ahí. Se sorprendió cuando arribo al sitio, pues vio que el local era bastante pequeño y que sólo había una bomba de combustible en funcionamiento.

Tocó la bocina con la esperanza que saliera el dependiente. El efecto, un hombre salió del comercio y rápidamente fue a auxiliarla.

– ¿Desea que le llenemos el tanque?

– Si por favor.

Aquel hombre de aspecto extraño, llevaba entre sus brazos un libro con el título: Miles de cuentos cortos.

Sin bajarse de su auto, Rosaura abrió la guantera y sacó su cartera para entregarle la tarjeta de crédito al empleado. Sin embargo, este le dijo de manera muy amable:

– Lo siento, pero desde la tormenta eléctrica nuestra terminal no funciona. Le pido que por favor venga conmigo, pues el cobro tendrá que ser en efectivo.

La mujer con un poco de miedo, descendió de su vehículo e ingresó al lugar. Por otra parte, el hombre abrió la caja registradora y mientras Rosaura sacaba dinero de su bolso, el ambiente se llenó de un espeso gas.

Cuando ella abrió los ojos, se encontraba sin ropa, sobre una banda transportadora y atada de pies y manos. De reojo vio como el hombre echaba a andar la máquina y lo último que exhaló fueron gritos de pavor indescriptibles.

Al poco tiempo, el sujeto salió del local, descolgó el letrero que llevaba por nombre “Gasolinera” y puso uno en el que se podía leer “Carnicería, sólo los productos más frescos de la región”.

Importancia de los mitos

Importancia de los mitosHistóricamente la importancia de los mitos reside en el hecho de que son parte inalienable del ser humano, pues a través de ellos el hombre trata de analizar la relación que tiene con el universo.

Algunos estudiosos afirman que ciertos mitos se caracterizan por contener en sus entrañas conceptos científicos, los cuales han sido comprobados con el paso del tiempo. A pesar de ello, la gente sigue pensando en que estos relatos no son más que historias fantásticas para tratar de asustar a aquellos que no tienen el suficiente bagaje cultural.

No importa en cuál de los continentes surgió el primer mito, pues aunque no lo creas, estas narraciones comparten aspectos entre sí, ya que los seres humanos tarde o temprano se enfrentan a los mismos fenómenos de la naturaleza y por tanto la manera de interpretarlos es similar en todas las culturas.

De hecho, todas las religiones también han echado mano de los mitos fantásticos, para ofrecer a través de ellos valores que permitan que el hombre se comporte de mejor forma con sus semejantes.

Por su parte, ciertos psicólogos aseveran que una de las maneras más sencillas en las que una persona puede adquirir información nueva, es conociendo los mitos históricos del país en donde vive.

Y es que el pensamiento racional y lógico lo vamos formando poco a poco, gracias a la instrucción académica que recibimos a diario. Sin embargo, es mucho más sencillo para un niño retener en la memoria una historia en donde entre en conflicto un personaje al momento de que éste tenga que tomar una decisión. Es decir, mediante la analogía y la comparación, las ideas se asimilan de forma más rápida.

Por último, los mitos son una cuestión atemporal, puesto que de alguna u otra forma nos conectan con nuestros antepasados, pues nos ofrecen un reflejo de lo que somos como sociedad.